Home / Internacional / Detiene China a expresidente de la Interpol por sobornos

Detiene China a expresidente de la Interpol por sobornos

El expresidente de la Organización Internacional de Policía Criminal (Interpol) y exviceministro de Seguridad Pública de ChinaMeng Hongwei, quien se se encontraba retenido sin acusación formal, fue arrestado hoy de manera oficial por presuntamente aceptar sobornos, informó la Fiscalía Popular Suprema de aquel país asiático.

Tras concluir la investigación de la Comisión Nacional de Supervisión, el expediente de Meng, sospechoso de aceptar sobornos, fue remitido a la Fiscalía para investigación y enjuiciamiento, precisó el ministerio público en un comunicado divulgado por la agencia china de noticias Xinhua.

Meng estaba al frente de la Interpol desde 2016, pero su mandato de cuatro años terminó anticipadamente cuando fue detenido sin previo aviso por las autoridades chinas en octubre pasado, cuando en ese momento también fungía como viceministro de Seguridad Pública.

El pasado 27 de marzo, el Partido Comunista de China (PCCh) expulsó a Meng de sus filas por abusar de su posición y malgastar fondos para financiar “un estilo extravagante de vida” para su familia, además fue relevado de todos sus cargos gubernamentales que ostentaba “por graves violaciones de la ley y la disciplina”.

La Comisión Central para Inspección Disciplinaria del Comité Central había acusado a Meng, de 56 años, de abuso de poder, “despilfarro de fondos públicos”, entre otros cargos.

El expresidente de la Interpol desapareció tras subir a un avión con destino a China el pasado 25 de septiembre, momento en el que su familia dejó de tener noticias suyas y se perdió su pista, pero más tarde el diario South China Morning Post comunicó que Meng estaba siendo investigado en este país.

Poco después, la Interpol anunció la dimisión “con efecto inmediato” de su presidente, después de que él mismo renunciara al cargo a través de una carta.

La legislación china establece que la Policía tiene autoridad para mantener incomunicado y en un lugar secreto hasta seis meses a sospechosos de ofensas contra la seguridad nacional, o acusados de terrorismo o sobornos, una normativa que en muchos casos se aplica a disidentes o activistas.

Desde la llegada al poder del presidente chino Xi Jinping en 2013, China ha juzgado a numerosos altos funcionarios por recibir sobornos dentro de su campaña anticorrupción.

About administrador

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*

x

Check Also

Trump condena los “ataques nefastos” y el odio racista

Donald Trump declaró que los tiroteos masivos en Texas y Ohio fueron “crímenes contra toda ...